terapia individual

La Terapia Individual es ante todo, un espacio de acompañamiento. Mediante el diálogo con el terapeuta y la escucha, la persona llega a un conocimiento profundo de sus vivencias, sus maneras de hacer y de pensar, emociones y sentimientos. Se trata explorar nuevas vías para hacer, para posicionarse en un nuevo camino. Es una oportunidad para retomar habilidades y aprender otras con las cuáles actuar para obtener resultados diferentes.


Ansiedad: La ansiedad se caracteriza por una inquietud excesiva persistente, que tiene que ver con circunstancias de la vida cotidiana, como pueden ser el trabajo, la familia, la salud, etc. Normalmente, produce desasosiego o la sensación de tener los nervios de punta, inquietud, impaciencia, fatiga, dificultades de concentración, irritabilidad. (+info)

Depresión: Podríamos hablar de un estado en el que la persona se siente afligida, desanimada, abatida y sin interés por su entorno. Está apagado, con poca reactivada emocional, tendencia al llanto, bajo autoestima, discurso breve, etc. (+info)

Dolor crónico: Es un tipo de dolor persistente en el tiempo y que carece de finalidad adaptativa. Trabajamos  sobre las creencias, pensamientos, sensaciones y emociones para modificar la experiencia de dolor. Utilizamos técnicas de relajación. (+info)

Estrés: Desequilibrio entre las demandas del ambiente y los recursos con que la persona cuenta para satisfacer dichas exigencias.  (+info)

Fobias: Es un temor persistente, excesivo e irracional desencadenado por la presencia de un objeto o situación específico como, volar, animales, sangre, etc. (+info)

Duelo: Estado que se produce a partir de alguna pérdida. Es la reacción frente a la pérdida de algo significativo, las cuales pueden ser desde una persona, un animal, una cosa, una relación, etc. (+info)

Consumo de sustancias:  Nos referimos a una droga, que puede ser un medicamento o una sustancia tóxica que actúa sobre el SNC y altera el comportamiento de la persona, además de estados de abuso y dependencia. La persona genera un patrón desadaptativo de conducta, incumple obligaciones en trabajo, escuela o casa y le lleva a vivir situaciones de peligro. Ello da lugar a problemas sociales e interpersonales, como discusiones o violencia en la familia. (+info)

Trastornos de conducta alimentaria:

  • Anorexia: Preocupación excesiva por engordar, incluso estando por debajo de su peso normal; hay un distorsión de la imagen corporal y de ello depende la autoestima, negando el peligro que comporta el bajo peso. Dietas y ejercicio físico excesivo. (+info)
  • Bulimia: La diferencia con la anterior son las conductas regulares de atracones y purgas, ante la imposibilidad de seguir una dieta. Respuestas emocionales desproporcionadas y conductas impulsivas. (+info)
  • Atracón por Ansiedad:  La ingesta se realiza sin control, lo cual sucede periódicamente. Se ingieren grandes cantidades de alimentos en un corto período de tiempo y las conducta compensatorias como vómitos inducidos, laxantes, no comer o ejercitarse de manera excesiva, pueden llegar a estar presentes pero no de manera constante. (+info)

Trastornos de personalidad: Se refiere a patrones inflexibles y desadaptativos de conducta, constantes y estables, a la hora de percibir, relacionarse y pensar. La persona siente malestar, el funcionamiento a nivel laboral y/o social se ve afectado. (+info)


 Contenido Relacionado:
  • Terapia Individual:

Gestionando Emociones

Sobre Ti

  • Ansiedad:

Miedo y Pánico

  • Estrés:

La receta para el estrés

Cerebros estresados 

  • Trastornos de conducta alimentaria:

El Trastorno por Atracón